¿Por qué las dietas no funcionan?

 

Sábado 19 de Septiembre de 2015

 

 

¿Por qué las dietas no funcionan?

 

Nos han enseñado que  nuestro peso depende de cuánto ingerimos y cuánta energía gastamos cada día, pero si esto es cierto, ¿Por qué es tan difícil? ¿Y si hay algo más detrás de todo esto?

 

¿Alguna vez te has planteado cuántas veces has intentado controlar tu peso a lo largo de tú historia? O ¿ En cuántas dietas has plasmado tú esperanza sin éxito? Y aún así continuas intentando  con todas tus fuerzas obtener el cuerpo que deseas a pesar de no mantener ese peso a largo plazo, mientras abandonas otras áreas de tu vida, perdiendo experiencias valiosas  por el camino al servicio del control de tu cuerpo.

 

¿Y si el problema no eres tú?:

 

Nuestro organismo tiene una idea propia de lo que tiene que pesar sin importarle el peso que tú deseas tener , es a lo que denominamos Punto de Ajuste.

Es como un termostato que en lugar de regular la temperatura corporal regula nuestro peso ,es decir , es el peso que el cuerpo naturalmente y fácilmente mantiene y que generalmente está dentro de los rangos saludables para la mayoría de la gente. Cuando se activa ese punto, tenemos hambre y queremos comida. Y cuando comemos suficiente, se desactiva y nos sentimos saciados.

 

¿Cómo funciona el Punto de Ajuste?

 

Responde a las señales del organismo para mantener  tu peso estable en función de los cambios que se producen en tu día a día, este puede variar en un rango de 4 a 7 kg por lo que  puedes intentar controlar tu estilo de vida para modificar tu peso: hacer ejercicio, dietas, uso de diuréticos, etc, pero es muy difícil mantenerse fuera de este rango.

 

Desde una perspectiva evolutiva la resistencia a perder peso tiene sentido

 

En la historia de la humanidad la hambruna ha  sido un problema más grave que perder peso y la supervivencia dependía de obtener la energía suficiente y recuperar peso para sobrevivir,  en consecuencia si pierdes mucho peso tu organismo  interpreta que estas sufriendo de hambruna , por lo que  se activa para volver hacia lo que considera normal dándole igual si no es el peso que tu deseas tener.

La mala noticia es que una dieta  aunque sea exitosa durante un largo periodo de tiempo no baja tu punto de ajuste , porque tu organismo seguirá intentando mantenerse en tu rango de normalidad como respuesta a nuestra herencia evolutiva. Entonces ¿qué podemos hacer al respecto?:

 

Aprender a relacionarnos de forma diferente con la comida

 

Cambiar el ambiente de la alimentación es  la solución más efectiva contra el sobrepeso

 

Podemos diferenciar dos tipos de relaciones con la comida:

 

Los comedores controlados: controlan la ingesta  siendo  más vulnerables en subir de peso debido a las restricciones. Cuando seguimos una dieta y percibimos ciertos alimentos como prohibidos, nuestro deseo de consumirlos aumenta al igual que aumentan  nuestros diálogos internos sobre si: 

 

Hoy me permito comerlo o no,

Por un poco no pasa nada,

Mañana compenso por lo que no iré a comer con mis amigas. 

 

Planificando nuestra vida al servicio de las calorías que consumimos y gastamos.

 

Comedores intuitivos: responden a las señales de su cuerpo a la hora de comer por lo que son menos propensos a subir de peso, piensan menos tiempo en comida. Si te permites comer cualquier tipo de alimento escuchando a tu organismo en vez de atender a los deseos de tu  mente, estarás  comiendo  lo que necesita tu organismo que incluye todo tipo de alimentos  (incluido el dulce) sin tener que planear cómo compensar al día siguiente ese dulce.

 

¿Qué es comer de  forma Intuitiva?


Aprender a entender las señales de tu organismo: comer cuando tienes hambre, parar cuando este satisfecho. La mayoría de veces se produce el sobrepeso al comer de forma automática ignorando al organismo cuando este  no tiene hambre, en otras palabras: Comer conscientemente

 

¿Cómo puedo hacerlo?

Lo primero de todo es abandonar el control y las restricciones normalizando la alimentación dándonos permiso para comer y descubrir que es lo que nuestro organismo necesita, para ello es necesario comer sin distracciones para poder ser consciente de  cómo se siente tu organismo mientras comes y cuando detienes la ingesta,  esto te ayudará a discriminar los mensajes de tu mente de las señales que te da tu organismo, y así será más fácil que el hambre decida si estas satisfecho o no. Cuando manda tu mente, cuando mandan las ganas de comer, no puedes discriminar lo que realmente necesita tu organismo

 

No existe una fórmula mágica


Los médicos no conocen ningún enfoque que efectivamente haga perder peso,  de hecho cinco años después de una dieta la mayoría de las personas recuperan el peso y un 40 % de ellos han ganado aún más.

¿Nunca te has planteado que si las dietas funcionaran todos seríamos Top Models?

Parece que tú ni el resto de personas que te rodean sois el problema, es tú estrategia  la que falla , escucha a las señales de tu organismo y deja de ser un esclavo del control

 

¿Te atreves a actuar?


Instituto del Comportamiento, Psicólogos en Salamanca, Psicólogos en Zamora

 

 

 

Volver a la portada

Prestador de servicios

  • Psicólogos en Salamanca

    Verónica Mayado, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, CL-1215, NIF:11941219 X

    N° de Registro Sanitario: 37-C22-0384

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. OK Más info