Los Trastornos de Ansiedad. Psicólogos Salamanca

 

Viernes 20 de Enero de 2017

 

 

Los Trastornos de Ansiedad. Psicólogos Salamanca

 

Psicólogos Salamanca
Especialistas en Trastornos de Ansiedad
Instituto del Comportamiento
 
 
Si alguien es diagnosticado con un trastorno de ansiedad, en cualquiera de sus expresiones recogidas en los manuales de diagnóstico psiquiátrico (ansiedad generalizada, agorafobia, trastorno de pánico..), es un diagnóstico ya reconocido fácilmente por nuestra cultura, es muy probable que el entorno responda a esto de alguna manera, la familia puede ver a esta persona a partir de este momento cómo un ser más desvalido que no va a poder hacer frente a los problemas de la vida, o que el trastorno es razón suficiente para abandonar responsabilidades o proyectos, o que ha de tomar medidas especiales si les quiere hacer frente, como ser acompañado, llevar medicación, no alejarse en exceso, ausentarse del trabajo, abandonar alguna responsabilidad si está en medio de una crisis, etc.. De la misma forma responderá el entorno laboral, probablemente las bajas recurrentes se entenderán porque la persona sufre de una enfermedad crónica, o no puede asumir dosis de estrés. El propio paciente organizará su vida entorno al diagnóstico, siguiendo las reglas de: tengo que llevar medicación, no puedo enfrentarme a un viaje, no puedo asistir a una reunión,  tengo que esperar a curarme para hacer,  tengo que ir al psiquiatra para que me suba la medicación,.. por lo que parará su vida, se medicará y esperará a que todo pase para reanudarla.
 
Cuando somos diagnosticados de un trastorno psicológico o psiquiátrico lo que nos están diciendo es que hay algo que no está bien en nosotros y que debe ser eliminado. Habitualmente los pacientes recurren en primer lugar al médico, este les puede medicar con psicofármacos o derivarlos al psiquiatra que hará lo mismo. Si un problema psicológico es tratado con medicación, lo que hay detrás de esa intervención técnica y profesional es una idea de qué están hechos los problemas psicológicos, esta es: algún tipo de desequilibrio bioquímico en nuestro cerebro que ha de tratarse con medicación. Esa idea llega al paciente, que de forma paciente esperará a que ese desequilibrio pase o se lo tomará como un desequilibrio crónico y organizará su vida en torno a él. Y el entorno considerará  normal  que no haga frente a sus retos y problemas.
 
El paciente estará especialmente atento a sus señales, a si la ansiedad sube o baja, en qué situaciones está más callada y en las que se alborota más, habrá muchas situaciones en las que no es necesario vivirlas para que el paciente las considere peligrosas y no se exponga a ellas. Todos sus esfuerzos estarán destinados a controlar los síntomas y evitarlos; con serias dificultades para conseguirlo definitivamente, se ve atrapado en la regla de que para hacer cualquier cosa he de estar tranquilo, si tengo ansiedad, no puedo. Y así caerá en este enredo limitando su vida.
 
Las terapias contextuales intervendrán en otra dirección, no es la topografía lo que importa, sino la función en el contexto del paciente.  No vemos la conducta humana en partes (cerebro, mente, conducta) sino como un todo respondiendo a un mundo complejo de forma funcional, en la que la biografía del paciente y sus contextos le están dando sentido a lo que pasa y hace. De forma que cuando al paciente se le presentan pensamientos del tipo:  me voy a desmaya,  tengo un infarto, o sensaciones como: taquicardia, sudoración, presión en el pecho  probablemente el paciente haya aprendido a hacer algo ante estos pensamientos y sensaciones, como tomarse el pulso, beber agua, tomar medicación, ausentarse del lugar en el que estos síntomas aparecen, ir al hospital, pedir ayuda, estas reacciones quedarán fuertemente reforzadas por que a corto plazo parecen ser eficaces en la reducción de síntomas, el entorno reforzará igualmente estas conductas al ver al paciente mejor. Es decir responderá a la literalidad de lo que esas sensaciones y pensamientos están diciendo. Esta respuesta es arbitraria, no hay una relación causal directa. En terapia el paciente aprenderá a distanciarse de esos eventos privados y a responder a ellos de forma más flexible volviendo a llevar las riendas de su vida
 
El efecto de la transformación de funciones nos ayuda a entender cómo surgen los problemas de ansiedad y cómo la evitación como respuesta preferente ante la ansiedad se generaliza sin que se hayan dados aprendizajes o condicionamientos directos.
 
Psicólogos en Salamanca
Psicólogos en Zamora
Formación en Terapias Contextuales

 

 

 

Volver a la portada

Prestador de servicios

  • Psicólogos en Salamanca

    Verónica Mayado, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, CL-1215, NIF:11941219 X

    N° de Registro Sanitario: 37-C22-0384

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. OK Más info