¿Felicidad?

 

Miércoles 9 de Septiembre de 2015

 

 

¿Felicidad?

 

No siempre hemos tenido la misma idea de felicidad, de hecho hubo una época en la que la felicidad la daba la sabiduría. Ahora parece ser un estado de goce e ensimismamiento placentero que se desea alargar, la felicidad ahora se localiza en el hipotálamo, es la inflación subjetiva de un estado sensorial. 


Los propios psicólogos enviamos píldoras para la felicidad en formas de post: sé feliz en 7 pasos, cómo ser feliz con 10 recomendaciones, consigue la felicidad en 5 pasos, es curioso esto de los pasos, a nadie se le ocurre superar los 10, ¿por que no 30, o 15 o 23  pasos para ser feliz?, supongo que en medio de todo esto está que hay que ser feliz lo más rápidamente posible, con el menor esfuerzo posible y de la mano de los científicos, los psicólogos; y así estamos, consumiendo vorazmente recetas y recomendaciones, leyendo libros de autoayuda, medicándonos, visitando coach y psicólogos positivos, acudiendo a retiros tántricos, etc..

 

Marino Pérez Álvarez nos dice en su necesario artículo: Psicología Positiva, Magia Simpática:  Ser positivo y pensar en positivo parecen eslóganes de buena educación, según ya son lugares comunes en las conversaciones y disertaciones acerca de cómo hay que estar en la vida. Estos mantras recuerdan una especie de magia simpática de la que nos habla James Frazer en La rama dorada, consistente en creer que %u201Clo semejante produce lo semejante , lo positivo como atracción para cosas positivas. 

 

Toda esta corriente de positividad, psicología positiva, psicología de la felicidad, coach positivo, neurociencias de la felicidad, la relación entre felicidad, bienestar y salud, el optimismo como forma de evitar enfermedades, etc, es lo que nos merecemos, hemos dejado de atender nuestros asuntos para entregarnos a cómo nos sentimos como la empresa más importante de nuestras vidas.

 

¿Y si la inseguridad, tristeza, la frustración, el miedo, la incertidumbre, la ansiedad no fueran un problema?, ¿Y si el problema fuera hacer todo lo posible para eliminarlas?. ¿Y si el problema fuera luchar para que el malestar no entre en nuestras vidas?. ¿En algún momento habéis sentido que darle vueltas a las cosas, evitar las situaciones difíciles os han sido útiles?.

 

Si quien se cree feliz es consciente, -dice Bueno- si no es estúpido, deberá saber que el sentido de su felicidad es sólo una apariencia que no puede jamás satisfacerle. Esta felicidad estará siempre limitada por la inseguridad derivada de la fragilidad de la vida. Y esta limitación ya será suficiente para que quien se sienta feliz deje de considerarse feliz, es decir, deje de encubrir con sus vacíos sentimientos de autocomplacencia la realidad de su condición en el mundo. (El mito de la felicidad, pp. 210-212). 

 

Instituto del Comportamiento, psicólogos en salamanca, psicólogos en zamora, www.comportamiento.com

 

 

 

Volver a la portada

Prestador de servicios

  • Psicólogos en Salamanca

    Verónica Mayado, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, CL-1215, NIF:11941219 X

    N° de Registro Sanitario: 37-C22-0384

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. OK Más info