Atracción por Turismo Morboso

 

Lunes 4 de Septiembre de 2017

 

 

Atracción por Turismo Morboso

 

Entrevista para XL Semanal.

 

¿Qué es el morbo y por qué lo experimentamos? ¿Es algo connatural al ser humano?

 

Es difícil hablar de “connatural” al ser humano y con probabilidad hablar de natural en general sería una idea lisológica. Teniendo en cuenta que nos define nuestra filogenia y ontogenia. Es el contexto en sentido amplio y las ceremonias  e instituciones en el sentido antropológico las que dibujan nuestra esencia humana. Sería mejor hablar de qué contextos y qué historias explican este fenómeno.

 

Morbo en una de sus acepciones es la atracción hacia acontecimientos desagradables. Me costaría decir que, de forma general, todos los humanos mostramos atracción hacia lo morboso. Seguramente habrá unos más que otros, e incluso quienes aborrecen lo morboso. Sin duda estamos preparados para desviar nuestra atención a estímulos salientes, otra cosa es el tiempo que permanecemos frente a ellos y qué lo explicaría.

 

No podemos olvidar que en la actualidad convivimos con la violencia como espectadores, la televisión, el cine, los libros dan imágenes nítidas de escenas violentas, sangrientas, accidentes o eventos desagradables. Si estuviéramos perpetuamente en guerra como los humanos han estado durante siglos atrás, es probable que no llamara tanto nuestra atención y que nuestra respuesta fuera más de atención para salvar o huida para protegernos.

 

En esta cultura de exceso de estimulación probablemente ya nada nos estimula. El escaparate de la violencia está a nuestro alcance. Las llamadas películas de “acción” no lo son por que los personajes se vean en un turbulento guión de acciones, si no por su clara y explícita violencia. Pero es ficción, la cual, nunca ejerce el mismo impacto que la realidad y seguramente despierta nuestra curiosidad.

 

Es probable que aquellas personas que manifiestan clara atracción hacia lo morboso hayan tenido una historia en la que esto ha sido reforzado de una u otra forma. Habrán estado expuesto a interacciones en las que lo morboso tenía un plus, algo de interés, algo qué decir.

 

El deseo de entrar en una cárcel, de conocer detalles de quiénes estuvieron allí, de cómo era su rutina o cuáles eran los castigos e incluso pernoctar en ella, ¿es por morbo?

 

La pregunta sería: "¿para qué lo hacen?"; habrá algunos que por el interés en la historia particular de ese lugar y así sentirse como espectadores durante un tiempo. Los habrá que lo hacen para completar sus vacaciones con todo lo que viene en el presupuesto, otros por el hecho de compartirlo en redes, cada uno tendrá su para qué según su historia personal.

 

¿A qué cree que se debe el aumento de este tipo de turismo que recorre lugares donde sucedieron grandes tragedias (los campos de concentración, el lugar donde estuvieron las Torres gemelas…)?

 

Sinceramente creo que es una cuestión económica disfrazada de conciencia social

 

¿Cuándo cree que una visita para conocer la historia se convierte en un comportamiento censurable o que implica algún problema psicológico o de comportamiento?

 

No soy yo la que ha de decidir si es censurable o no, esos son criterios morales. Si implica un problema psicológico es por que la persona para su vida y todo gravita en esa dirección.

 

¿Por qué nos atrae todo lo que tenga que ver con la maldad o lo prohibido?

 

No creo que a todos los humanos les atraiga la maldad o lo prohibido. Habrá personas que por sus convicciones morales lo repudien, o lo eviten por sus temores.

 

Psicólogos en Salamanca

Psicólogos Salamanca

Instituto del Comportamiento

 

 

 

Volver a la portada

Prestador de servicios

  • Verónica Mayado, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, CL-1215, NIF:11941219 X

    N° de Registro Sanitario: 37-C22-0384

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. OK Más info